Polígono Industrial

Situado en la carretera N-121-A, el polígono industrial de Villava ocupa una superficie de 100.500 . Según fija el Plan de Ordenación Urbana, los usos permitidos son el industrial (prioritario) y el comercial y hostelero (secundario), quedando prohibidos todos los demás. La altura máxima de edificación permitida es de 6 metros.

El tramo de la N-121-A que transcurre justo por delante del polígono ejerce de hecho como tramo de cierre de la variante de Pamplona entre la parte norte y la este, por lo que las comunicaciones por carretera resultan óptimas, especialmente en lo que se refiere a la conexión con Francia.