Buenos días, comentario como no podia ser de otra manera acerca de los “gestores” de la piscina de Villava: – Las corcheras que colocan para los cursillos de natación estan tan deterioradas que dia a dia se rompen dejando por el agua y el suelo de las piscinas trozos de plástico cortante. El riachuelo donde las recogen esta llenísimo de estos trozos, al menos podían limpiarlo no? – Las varillas para drenar el cesped, imagino que no se referiran a esos trozos de hierros oxidados que dejan al alcance de cualquier niño al lado de las ducha no? – Las personas que gestionan el bar, trabajan al ritmo de las tortugas y cada día tienen cara de pocos amigos como si te estuvieran haciendo un favor por servirte un refresco… -Y lo del cesped ya… prefiero no hacer comentarios. Espero todo tipo de excusas y ninguna solución pero por lo menos queda constancia del lamentable estado de las instalaciones, lo único que funciona correctamente es el giro de los recibos, para eso no tienen ninguna excusa. S.S.M. (10/08/2012)

agosto 16, 2012

Todas las semanas hablamos con el gerente de la empresa gestora para tratar aquellas cuestiones que van surgiendo y sobre este tema en concreto me dice lo siguiente:
La mayoría de las bolas de las corcheras fueron renovadas justo antes del verano. Las corcheras no se rompen solas sino por el maltrato que usuarios de la piscina dan a este elemento, saltando encima de ella y agarrándola y poniéndose a caballito. Los socorristas están continuamente llamando la atención por ese motivo. Le informo que las bolas rotas ya han sido sustituidas por otras nuevas. En cuanto a “las varillas al alcance de los niños” que menciona, desconozco a que se refiere ya que no existe elemento alguno como usted indica. En cuanto a su comentario de que los trabajadores del bar son tortugas con cara de pocos amigos, no le voy a contestar. Y para terminar le invito a bajar conmigo a supervisar el césped y decirme el motivo por el que en la actualidad está molesto/a con el césped tras haber solucionado el problema de las zonas donde surgió barro.
Y me despido, sin excusas y dándole una última solución. Que todo problema que usted aprecie en las instalaciones, nos lo haga saber de inmediato en la oficina de las piscinas para poder darle rápida solución, en vez de ir primero al “alcalde responde”. Un saludo. (16/08/2012)

Añadir a las redes sociales.

<< volver