Desde aquí quiero trasladar mi felicitación al alcalde y por ende al grupo de bildu por separar, de una vez por todas y esperemos que para siempre, la celebración de las fiestas de Villava de los actos religiosos. Aplaudo la decisión de no acudir como corporación a los actos religiosos. Quien quiera hacerlo que acuda a título personal, pues las creencias religiosas son personales y no incumben a la institución del ayuntamiento. Aprovecho también para sumarme a la decisión de no programar “vaquillas”. Dejando a un lado el tema económico que parece ser el determinante final de la no programación del acto, no podemos dejar de valorar que el acto de las “vaquillas” sirve para ¿divertir? a determinadas personas a costa del sufrimiento de animales. Si queremos avanzar como pueblo y como personas debemos, de una vez por todas, desterrar de nuestro devenir cotidiano tan execrables ¿¿”tradiciones”?? que lo único que demuestran es un desprecio absoluto a los animales y a su bienestar. Económicamente es un lastre para las maltrechas arcas del consistorio, pero es que además éticamente es un furibundo ataque a las más elementales normas de respeto a los seres vivos.Lo dicho, ZORIONAK!!! D.A. (03/10/2012)

octubre 13, 2012

Eskerrik asko por su mensaje de apoyo. De todas maneras quiero informarle que, mientras en el tema referente a actos religiosos la postura es clara y obedece a nuestro principio de separar instituciones civiles y religiosas, en el tema de las vaquillas este año la decisión de suprimirlas se ha tomado por cuestiones, vamos a decirlo así, técnicas; y el debate sobre la posibilidad de volver a programarlas en futuras fiestas sigue abierto. (13/10/2012)

Añadir a las redes sociales.

<< volver