Las fiestas ya están aquí mismo. ¿Tendremos que soportar una vez más los vecinos de la plaza y calles adyacentes el volumen totalmente desorbitado de las actuaciones musicales?. ¿No sería suficiente con que el mismo se oyera unos pocos metros más que en el entorno de la carpa que además, a ciertas horas no está repleta de gente? ¿Qué respeto existe para enfermos, ancianos, niños o gente tiene que madrugar al día siguiente?. El ruido de las verbenas del año pasado resultó insoportable. Téngalo en cuenta ya que se trata de un problema de salud pública. V.A. (08/09/2013)

septiembre 11, 2013

La conciliación supone que se pueda hacer una vida normal teniendo en cuenta que las fiestas son unos pocos días al año y la plaza es el centro vital del pueblo donde nos encontramos todos los vecinos y vecinas. (11/09/2013)

Añadir a las redes sociales.

<< volver