Soy usuaria junto a mi hija de las piscinas de Villava. Declaro que para entrar en la piscina con la silla de ruedas de mi hija, tengo que sujetar con una pierna 7 puertas y pasar la silla de ruedas con una mano, las puertas son muy pesadas. Además como la niña no anda tengo que ponerla en brazos para ponerla dentro de la piscina de burbujas o de niños porque no tiene la silla adecuada. Mi hija tiene ya un peso importante y mi espalda ya no soporta hacer este esfuerzo 2 veces por cada día de la semana, salgo de la piscina muy cansada. Quiero dar a conocer las dificultades que tenemos personas con diversidad funcional y sus cuidadoras para poder hacer uso de las piscinas municipales, y en la medida que se pueda, que se mejore esta situación. Un saludo. L.C. (26/02/2014)

febrero 27, 2014

En primer lugar darle las gracias por sus aportaciones. Respecto a sus propuestas que requieran inversiones (cambio-mejora de puertas y adquisición de sillas acuáticas para minusválidos), serán estudiadas y valoradas para, en su caso y si hubiera posibilidad, ejecutarse.

A corto plazo y sobre el uso por parte de su hija de la piscina de burbujas o de niños, le informamos que puede solicitar ayuda al/la socorrista presente en la piscina, para efectuar la maniobra de entrada y salida del agua de su hija. Y en cuanto a las puertas, si es tan amable de avisarnos por teléfono a las piscinas (948334920) con antelación, informando de la hora en que acudirá, pondremos a su disposición una persona que le ayude en la apertura y cierre de las puertas.

Esperamos poder resolver/mejorar en la medida de lo posible a corto y largo plazo las dificultades que tienen las personas con diversidad funcional y sus cuidadoras-es en el uso de las instalaciones municipales. (27/02/2014)

Añadir a las redes sociales.

<< volver