Ayuntamiento de Villava / Atarrabiako Udala

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Puente de la Trinidad (Arre)

Civiles

La basílica de la Trinidad se levanta junto a un antiguo puente hoy restaurado pero de posible origen romano.

Precisamente en una viña anexa a la ermita fueron encontradas en 1583 dos láminas de bronce con inscripciones latinas fechadas en los siglos I y II d.C.

Denominado a mediados del siglo XIII «puente de Atarrabia», permitía salvar el río Ulzama a la antigua calzada romana y posteriormente al camino de Santiago que proveniente de Roncesvalles conduce a la capital navarra.

Este puente fue cortado en su tramo central durante la última Guerra Carlista (1873-1876) y no fue restaurado hasta 1963.

Un comentario



  • José María Orradre Pérez 30/01/2022 a las 12:32:35 - Responder

    Señores,
    Mi padre, José María Orradre Ripa, nació en Villava en 1917. En 1925 , cuando supuestamente la fábrica de Onena fue vendida a La Papelera Española, S.A., mi abuelo fue trasladado a la fábrica de esa compañía en El Prat de Llobregat, Barcelona, y con él toda la familia.
    Pocos años antes de morir en 1995, mi padre inició unas memorias manuscritas que comenzaban con sus recuerdos de infancia en Villava. Dejó de escribir porque tuvo una nueva embolia. Recientemente he recuperado ese manuscrito (de dificil lectura en algunos pasajes por los problemas físicos de mi padre) y lo he transcrito al ordenador.
    En uno de esos pasajes mi padre explica: «Por la carretera general, antes de llegar al pueblo de Arre, estaba la ermita de La Trinidad, cerca de un puente romano medio destruido por donde pasaba un atajo que conducía al pueblo de Huarte de Arga. Recuerdo bien este último detalle porque en 1922 fuimos a vivir a ese pueblo, donde mis padres pusieron una pequeña pescadería».
    El que mi padre dijera que «el puente estaba medio destruído», me ha picado la curiosidad y he llegado a esta página web suya donde me he encontrado con un puente espléndido. Me ha sorprendido mucho, y me alegro por ello. ¡Enhorabuena!
    Espero que les haya interesado esta anécdota.
    Saludos,
    José María Orradre Pérez

Deja un comentario



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.